miércoles, 5 de abril de 2017

Lékué, utensilios de cocina fabricados en España

Debe hacer unos 15 años que compré mi primer molde de silicona Léuké y lo sigo usando cada semana, pero curiosamente hace sólo un año me enteré de que estaba fabricado en España. Haciendo las fotografías para este post me ha parecido incluso que es un modelo tan antiguo que la firma ha cambiado su logotipo en este tiempo.




Es un gusto cuando compras cosas que con el tiempo catalogas como "un acierto", tanto como para repetir con la misma marca una y otra vez. Tanto ha sido así, que mi familia de utensilios Léuké ha ido creciendo poco a poco. Después del molde circular llegó uno rectangular, luego un recipiente para cocinar al vapor en el microondas y esta mañana un molde de corona que estoy deseando estrenar.




En una ocasión me entró una fiebre de hacer magdalenas justo cuando me encontraba en medio de  Ikea y eché a la cesta unos moldes pequeños de silicona para tal fin. Un pack de 6 moldes Sockerkaka -me voy a abstener de hacer chistes malos con el nombre- 4,50€. Una y no más, Santo Tomás. Mis primeras magdalenas se pegaron completamente a la silicona y la siguiente vez, también. Después de comer dos veces migas de magdalena los arrinconé en un armario y sólo los he vuelto a utilizar para hacer panna cotta (que también se pegó, aunque menos, todo hay que decirlo). Eran baratos, pero fue dinero tirado a la basura (el de los moldes y el de las magdalenas echadas a perder por su culpa). Un pack de 6 moldes de silicona para magdalenas de Léuké cuesta el doble -9,20€-, es verdad, pero por 4,70€ más, tengo en casa algo que voy a usar durante años en lugar de un artilugio inútil que cualquier día tiraré a la basura. No sé vosotros, pero yo lo veo así. Esa es la próxima compra que tengo en mi lista Lékué: unos moldes de magdalenas como Dios manda. 



Cuando compré el estuche para cocinar al vapor tenía unos horarios de trabajo bastante apretados y un poco caóticos y me resolvió muchas comidas rápidas. Luego, durante un tiempo dejé de trabajar y me tomé unos "meses sabáticos" durante los que tenía tiempo para cocinar y además solía comer acompañada, así que no lo usaba mucho (no tiene capacidad para dos raciones de plato único). Se lo presté a mi padre que pensó que le podría solucionar las comidas en un lugar al que va donde sólo dispone de un microondas, pero me ha confesado que llevar productos frescos le resulta más incómodo que llevar la fiambrera con la comida preparada. Así que próximamente me lo devolverá. ¿Le sacaré partido de nuevo? Ya os lo contaré.





Para escribir el blog me puse en contacto con Léuké, donde me he comunicado vía email con Mariona Castells del Departamento de Marketing. Lo cierto es que ha sido súper amable y me ha informado sobre el nuevo blog que han lanzado dentro de su página web, orientado a promover hábitos de cocina saludable. Recetas, trucos de cocina, lifestyle, vida activa... La maquetación es muy atractiva y la navegabilidad sencilla. Me ha parecido muy interesante y además Léuké ofrece la descarga gratuita de un ebook con recetas para el día a día.

No sé si se lo habéis notado ya, pero me declaro súper fan.

Información de interés:

Léuké S.L.
C/ Barcelona 16 08120 La Llagosta (España)
info@lekue.es
www.lekue.es