martes, 5 de julio de 2016

Surkana, un gran equipo

De todas las firmas con las que he trabajado mientras que tuve mi propia tienda de ropa, mi favorita sin duda es Surkana. Es una marca española relativamente joven; nació en 2001 (¡bueno, ya tiene 15 añitos nada menos!) y tiene sede en Barcelona. Allí realizan todos sus diseños, que son geniales. Surkana hace moda para un amplio abanico de estilos de mujer porque su colección es muy amplia y versátil. Sin embargo, todas sus colecciones tienen en común el estar dirigidas a una mujer alegre, optimista y dinámica. 



Las prendas de Surkana están bien confeccionadas, son bonitas, prácticas, de precio asequible y además son fáciles de mantener y cuidar... Todo esto sería suficiente para hacerse fan de la marca, pero es que detrás de Surkana hay además un gran equipo humano y una filosofía de empresa que, aunque el consumidor final no conoce de primera mano, es lo que en mi opinión la hace destacar sobre otras con las que trabajé.





Surkana, desde sus inicios tiene un claro compromiso social. En todas sus campañas incluye acciones solidarias recaudando fondos para diferentes causas, todas ellas muy interesantes. Nos encantaba colaborar con estas iniciativas, vendiendo camisetas para apoyar la inserción laboral de mujeres en África a través de la ONG Active África o fulares para recaudar fondos en beneficio de AECC  para la lucha contra el cáncer de mama. Siempre eran un éxito estas campañas y sentías que ponías tu granito de arena en una buena causa.



Por otro lado, trabajar con ellos era genial, especialmente por la calidad y eficiencia de su equipo humano. Ramón, nuestro comercial de zona es un crack que conoce perfectamente el producto, te aconseja con honestidad y está siempre disponible para ayudarte en todo lo que esté en su mano. Al otro lado del teléfono -en marketing, en postventa, contabilidad...- siempre gente 10. El nivel de incidencias era prácticamente inexistente y si había alguna, la resolvían con rapidez y eficiencia. 




En sus acciones comerciales, involucraban a sus distribuidores en lugar de competir con ellos como hacen absurdamente muchas marcas. Te hacían sentir parte del equipo y te devolvían el feedback que necesitabas para creer en la marca y ofrecerla con absoluta confianza. Por eso se vendía tan bien: no sólo era bonita, económica y de calidad, sino que nosotras mismas teníamos tanta fe en la marca que actuábamos como auténticas embajadoras de la misma. Por eso no nos extrañaba que muchas de nuestras clientas vinieran  a la tienda buscando específicamente la colección de Surkana.


Fotografías tomadas de la web de Surkana

La mayor parte de mi armario está ocupada por prendas de Surkana y ahora que ya no tengo mi propia tienda, ya tengo localizadas otras donde seguir comprando sus colecciones.

Como la mayoría de las firmas de moda españolas, Surkana tiene un pero: no fabrica en España. ¡La perfección no existe, amigos!.

Información de interés:

SURKANA - FRANCO AUSTRAL S.L.
Zamora 103
08018 Barcelona