lunes, 29 de febrero de 2016

Titis Clothing

Hasta hace unos meses mi actividad profesional giraba en torno al mundo de la moda. Mi empresa se dedicaba a la compra-venta de prendas de vestir y complementos de segunda mano de media y alta gama. También ofrecíamos prendas de temporada que seleccionábamos de proveedores principalmente nacionales. De estos proveedores ninguno fabricaba sus colecciones en España, aunque la sede, los diseños, los equipos, etc sí se encontraban aquí.

En el ámbito de la moda encontrar colecciones 100% made in Spain a precios razonables no es sencillo. En calzado o en moda para eventos hay más alternativas, pero no así en moda urbana "para el día a día" que resulte práctica y económica. En el sector de la moda infantil el problema que encuentro es todavía mayor, sobre todo cuando se trata de "ropa para ir al colé". Cuando no consigo lo que necesito en una firma de fabricación española, procuro elegir en su defecto empresas con sede en España, que diseñen en España, que paguen sus impuestos y los seguros sociales de sus trabajadores en España... En el fondo no pierdo la fe en que por exigencias del consumidor -que cada vez mira más las etiquetas- la fabricación de estas empresas volverá a relocalizarse en España progresivamente.







Uno de esos proveedores con los que trabajé es Titis Clothing -Cloth the word S.L.- . Creo recordar que sólo trabajamos con ellos dos o tres campañas, porque conocimos la firma en el último periodo en el que estuvo abierto nuestro establecimiento. La verdad es que su estilo y su filosofía nos gustó mucho y además la relación calidad precio era muy razonable (un vestido en temporada ronda los 60-70 euros, una blusa ronda los 45-55 euros, por ejemplo). Las prendas que yo tengo de Titis Clothing están fabricadas en China. 





La empresa fue fundada por tres hermanas de Murcia en 2005. Ellas provienen del ámbito del diseño gráfico y es algo que se percibe en sus colecciones por el colorido, la plasticidad de los estampados de divertidos motivos...



En temporada de verano, tienen además una colección de alpargatas que sí están fabricadas por productores locales. La verdad es que nosotras no tuvimos estos artículos en la tienda, así que no os puedo dar mi opinión de primera mano sobre ellos.



La página web de Titis Clothing cuenta con e-shop y blog; todo con muy cuidado diseño. La empresa tiene  amplia presencia en redes -su perfil en Instagram me encanta-.

La firma tiene una tienda propia en Murcia que es absolutamente preciosa. Aunque en su web no hay mapa de puntos de venta, si estáis interesados en saber dónde se encuentra el más próximo a vuestro domicilio podéis escribirles y  estoy segura de que os contestarán encantados. Mi experiencia con ellos ha sido siempre de un trato especialmente amable.

Imagen tomada de la web oficial de Titis Clothing.

En este post os muestro dos de los vestidos que compré de Titis mientras fui distribuidora de la marca. Los dos sientan de maravilla y están acabados al detalle. También os muestro imágenes del blog de Zsa Zsa Zsú, en los que publicamos varios looks creados con prendas de Titis Cloting en colaboración amigas, modelos y bloggers zaragozanas como María de Un reflejo en el espejo o One use fashion.

Información de interés

TITIS CLOTHING - CLOTH THE WORLD S.L.
Azucaque 3, 2D
30001 Murcia
968 931 356

jueves, 25 de febrero de 2016

Fil Katia


Dicen que el punto es el nuevo yoga. No sé si tanto, pero a mí me relaja un montón Tanto como otras actividades manuales como el punto de cruz al que también soy aficionada, pero con la ventaja de que el tiempo que inviertes en el punto puedes traducirlo después en algo útil que te puedes poner. Sólo los ovillos necesarios para tejer un jersey a mano son más caros que un jersey  low cost ya confeccionado, pero personalmente tengo en cuenta otra serie de parámetros que hacen imposible comparar lo uno y lo otro simplemente por el importe del ticket final. Si me pongo a hacer cuentas, descubriré que una docena de magdalenas horneadas en casa es más cara que una bolsa de magdalenas industriales, pero en este caso lo que de verdad cuenta para mí es el tiempo que paso disfrutando en compañía de mi hijo haciéndolas, la satisfacción de comer algo rico que has cocinado tú mismo, la calidad de los ingredientes y del control que tienes sobre lo que incluyes en la receta... Pues lo mismo me pasa con el punto.






Las lanas que utilizo para mis proyectos suelen ser de la marca Katia, fabricadas por Fil Katia S.A., una empresa nacida en los años 50 y con sede en Barcelona. Personalmente he encontrado muchas razones para elegir esta marca en concreto.

  • Su gama de texturas, fibras, diseños y colores es enorme y encuentro opciones para todos mis proyectos.
  • La relación calidad precio me parece muy interesante. Esto es importante, porque aunque podemos encontrar lanas más económicas se supone que las adquirimos para llevar un proyecto en el que vamos a invertir tiempo, esfuerzo e ilusión. No queremos que el resultado sea mediocre y además deseamos que la prenda final tenga un buen mantenimiento, no pierda color, no se deforme... 
  • La encuentro en casi todos los comercios especializados. Suelo comprarlas en La casa del punto, que está cerquita de casa, aunque también a veces he comprado cosas en Flor de lis (una tiendita pequeña donde son encantadores) o en Larraz (una tienda inmensa de labores, con un montón e productos donde la atención es impersonal y distante).  En La casa del punto además, cuando he necesitado un ovillo que me faltaba me lo han encargado y conseguido en pocos días y en el caso de que me haya sobrado alguno después de terminar el proyecto, me lo han recogido. 
  • En su web, que es fantástica, hay un montón de ideas para tejer, que puedes realizar utilizando los hilos que te sugieren u otros. Puedes descargar desde la misma página los patrones en formato pdf; los hay gratuitos y los hay de pago. El precio de los patrones puede oscilar entre 0,95€ y 1.95€, dependiendo del patrón y de si el modelo es de temporadas pasadas o de la temporada en curso.

**Captura de pantalla de la web de Katia**
  • También Katia edita varias revistas por temporada con modelos de mujer, niño, bebé... Hay algunas que me gustan bastante con proyectos sencillos para principiantes. Todas ellas las puedes comprar en tiendas especializadas o descargarlas completas desde su página web.

  • Las lanas que he ido comprando están etiquetadas como fabricadas en España.


Además de hilatura, Katia comercializa también agujas y otros accesorios para las labores de punto. Las últimas agujas que he comprado de Katia están fabricadas en India, como podéis ver en el embalaje. 



Información de interés

FIL KATIA S.A.
Av. Cataluña s/n
08296 Castellbell i el Vilar - BARCELONA
NIF. A61798955

LA CASA DEL PUNTO
Camino de las Torres 108
50007 ZARAGOZA
Telf. 976 383 065

MERCERÍA FLOR DE LIS
Calle Félix Latassa 23
50006 ZARAGOZA
Telf. 976 551 186

LARRAZ
Coso 66-74
50001 ZARAGOZA
Telf. 976 224 113

jueves, 18 de febrero de 2016

Sartenes Bra, ¿fabricadas en España?

Hay compras con las que parece ser que nunca acierto. Sin duda en esta categoría se encuentran las sartenes. 

Hace unos años cambié la placa vitrocerámica de mi cocina por una de inducción. Pensaba que la mayor parte de las sartenes que ya tenía funcionarían bien con el nuevo sistema -tenían el icono de apto para inducción en la base- pero no fue así. En estado de emergencia "sartenera" me presenté en El Corte Inglés y la dependienta nos convenció para que nos lleváramos un juego de tres sartenes de cerámica de la firma belga GreenPan. Nos costaron un riñón, pero como tenían el apellido "green" y las vendían como "super-ecológicas" caí en la trampa y arrastré a mi marido conmigo. Decir que son una mega-castaña es lo más educado que se me ocurre: desde el primer día se pega todo, da igual lo que cocines. No las utilizo nunca, pero no las he tirado a la basura porque me duele el dineral que nos costaron. Cada vez que abro el cajón de las sartenes y las veo me remuerde la conciencia por haber sido tan idiota de no haberlas llevado de vuelta a El Corte Inglés aquella misma semana para devolverlas. Ya sabéis, "si no queda satisfecho...".

Mi segunda experiencia "sartenil" ha sido reciente y ha comenzado con mal pie. Después de mucho mirar me decidí por un juego de sartenes de la marca Bra, perteneciente a la empresa ISOGONA S.L. que a su vez pertenece al grupo italiano PINTINOX SpA, fabricante de cubiertos y menaje.





Las sartenes en cuestión son de la línea Prior. El embalaje es de un sugerente color verde de reminiscencias ecológicas. Además, aparece impreso un sello ECO+, entiendo que de diseño propio (no aparece por ningún lado un organismo que lo avale) y sobre en el que en el interior del embalaje aclara: "Tecnología ECO+: Los productos BRA/MONIX son 100% libres de PFOA, desde su proceso productivo hasta el producto terminado". Por lo que he podido investigar, PFOA o C-8 es la abreviatura de ácido perfluorooctanoico, una sustancia potencialmente tóxica asociada a problemas de infertilidad, alteraciones del tiroides, el hígado, el sistema inmune y potencialmente cancerígena.





Después de probarlas durante algunas semanas, puedo decir que no se pegan los alimentos pero no funcionan bien. Lo cierto es que la base no permite un correcto funcionamiento del sistema,  por lo que los alimentos tardan mucho tiempo en calentarse y además es necesario mantener el fuego encendido en el nivel máximo durante todo el proceso, por lo que obliga a un mayor consumo de energía. Quienes tengáis cocina de inducción sabréis que uno de los "problemas" de adaptación cuando cambias a este sistema, es que calienta tan rápido los alimentos que tienes que estar atento para que no se queme nada. Además, una vez que el alimento ha alcanzado temperatura -por ejemplo de cocción- puedes bajar la potencia del fuego (hasta 2 ó 3 sobre 9 niveles en mi placa, por ejemplo) para mantener el punto de cocción.  Con estas sartenes tengo la impresión de haber dejado de utilizar una cocina de inducción para regresar a la vitrocerámica.  







Además de su mal funcionamiento, hay otra razón por la que esta compra de sartenes ha sido un nuevo fracaso. Como sabéis que el fabricante sea español o que el código de barras del producto empiece por 84 no es ninguna garantía de que el producto esté efectivamente fabricado en España, algo que yo tengo en consideración a la hora de elegir mis compras. Así que me detuve en buscar la información al respecto en el embalaje y no vi nada. La dependienta me juró que estaban fabricadas en España (en El Corte Inglés de nuevo, es que no aprendo...). Me vine a casa con la mosca detrás de la oreja y... ¡voilá! Después de leer un montón de letritas minúsculas en la parte de atrás encontré al pie el temido "Made in PRC".



Roja de ira encendí el ordenador y me puse a navegar por la web de ISOGONA S.L. en cuyo apartado "Perfil corporativo" leí lo siguiente:

<<Hoy BRA forma parte del grupo PINTINOX, fabricante de cubiertos y artículos para el hogar de reconocido prestigio mundial, con fábricas en Italia y una nueva planta productiva en Valls (Tarragona) donde se fabrican baterías de cocina, ollas a presión, sartenes, cafeteras y artículos para hostelería.>>

Después de leerlo, como entenderéis mi enfado fue en aumento. No sólo esconden la información al consumidor en el interior del embalaje con tipografía de pulga, sino que si previamente has visitado su web seguro que has ido a comprarlas convencido de que tus sartenes se han fabricado en Valls o como muy lejos en Italia. 

Cuando me doy cuenta de que he comprado un bote de pimientos rojos importados de China o unas lentejas canadienses me da mucha rabia; pero las cocino y enmiendo el error en la siguiente cesta de la compra. Cuando inviertes alrededor de 100 euros en un juego de sartenes que esperas que te duren bastantes años, la capacidad que tienes de enmendar el error es a muy largo plazo. 

Pensaba que, al menos, podría mitigar mi sentimiento de culpa-ira escribiendo directamente a Bra y exponiéndole mi queja. Así lo he hecho, pero de nada le ha servido a mi conciencia porque no me han concedido el alivio de una respuesta.  Así me quedo.

Ignoro qué parte de su producción tiene lugar en España o en Italia, puesto que ellos mismos no han querido contestar a mi email solicitando una aclaración al respecto. Supongo que si tienen una fábrica en Valls algunos de los productos Bra procederán de allí, así que no puedo considerar que sea una marca que "no fabrica en España". Pero en cualquier caso, la falta de transparencia en el etiquetado, el hecho de haberme ignorado como cliente y mi insatisfacción con el funcionamiento del producto que adquirí son motivos más que suficientes para que tache a Bra de mi lista de la compra. 



Por si os interesa, os indico también lo que me costaron las sartenes (las he comprado en rebajas): 

Diámetro 20 cm: 18,95€ -20%
Diámetro 26 cm: 25,95€ -20%
Diámetro 28 cm: 28,95€ -20%
Diámetro 32 cm: 32,95€ -20%


Información de interés:

ISOGONA S.L. - BRA
Basters,4 43800 Valls España
Telf. 977608810
bra.braisogona.com

miércoles, 17 de febrero de 2016

Estoy de vuelta

¡Hola a todos, estoy de vuelta! 

Ha pasado casi un año desde que dejé el blog en stand by, al principio pensando que serían sólo unas semanas, tal vez unos pocos meses; pero la vida te va enredando y vas encadenando imprevistos. Desde enero de 2016 por fin dispongo del tiempo, la energía y sobre todo la paz de espíritu que tanto necesitaba. Mientras no haya tormenta a la vista... ¡vuelvo a la carga con el blog!

De momento un par de novedades: he creado perfiles en Twitter e Instagram. El primero por la facilidad con la que puedes compartir enlaces e información desde cualquier dispositivo. El segundo porque llevo trabajando muchos años con esta plataforma de imágenes y tengo que reconocer que estoy enganchada. Jajajaja. Instagram permite una cercanía y una inmediatez que en mi opinión no ofrecen otras redes sociales. Si la imagen es buena, es mucho más potente que cualquier texto y además permite una conexión una mayor empatía con quienes te siguen.

En la barra lateral del blog tenéis los accesos directos a los perfiles de Miss Eco Urbanita en Twitter, Instagram, Facebook, Pinterest y Google+. No en todos los perfiles publico siempre lo mismo (o del mismo modo), porque cada plataforma necesita una forma de comunicación distinta, sin embargo, los links a los post que vaya publicando sí que los encontraréis siempre en todas ellas (excepto Pinterest).

Por lo demás, creo que todo sigue igual, salvo algún cambio puramente "estilístico" que iré introduciendo poco a poco.

¡Manos a la obra!