jueves, 6 de febrero de 2014

La importancia de consumir local

Cada día camino por las calles de mi ciudad, de casa al cole, del cole al trabajo.. Por el camino encuentro locales cerrados, en venta, en alquiler, en liquidación, escaparates sucios, hojas acumuladas en portales que ya nadie barre. Me resulta fácil sentir empatía por las personas que un día levantaron las persianas de esos negocios ahora cerrados. Pequeños empresarios -ahora emprendedores, puro marketing lingüístico- que invirtieron unos ahorros, pidieron un préstamo, capitalizaron el desempleo... con el fin de autoemplearse y la crisis se los llevó por delante. Yo misma me lancé a esa aventura de crear mi propio negocio cuando la empresa en la que trabajaba desde hacía once años se fue a pique.



Así que no puedo dejar de escribir un post sobre las razones que me llevan a considerar el consumo local como algo necesario en nuestra sociedad y nuestra economía. 




- La reducción de los costes de transporte implica poder reducir los precios de los productos.

- El menor transporte supone a su vez, menor contaminación directa e indirecta, puesto que los productos no tienen la necesidad de ser sobre empaquetados para protegerlos de largos viajes. 

- Los productos frescos son de mayor calidad, puesto que el canal huerto-casa es mucho más directo y transcurre menor tiempo entre la recolección y el consumo. Los productos frescos y de temporada son más económicos y más saludables.

- La trazabilidad de los productos es mucho más sencilla, puesto que no hay tantos intemediarios ni aduanas entre el productor y el consumidor final.

- Ayuda a la creación y al mantenimiento del empleo en tu zona. Además ese empleo está vinculado a pymes y por lo tanto no está sometido a la especulación y los criterios meramente economicistas de las grandes multinacionales.



Si además de consumir productos de elaboración local, procuramos adquirirlos mayoritariamente en pequeños establecimientos, tiendas de barrio, la frutería de la esquina... ayudaremos a que nuestras ciudades tengan una red socio-económica bien tejida, a que haya vida en nuestro barrio, a no ver locales y locales vacíos...



No es mi intención hacer una "campaña contra" si no una "campaña a favor". Intento hacer lo que creo que es más consecuente con mis principios, no hacer la guerra a las multinacionales. Posiblemente una guerra difícil de ganar. Pero si pudiéramos equilibrar un poquito la balanza, no estaría mal.