jueves, 27 de febrero de 2014

Ausonia y la esquizofrenia de las multinacionales

No os imagináis lo contenta que me puse cuando leí en un paquete de compresas Ausonia: "Arbora & Ausonia S.L.U. tiene fábricas en Jijona (Alicante), Montornés (Barcelona) y Mequinenza (Zaragoza)". ¡Aquí al ladito!


Demasiado bonito para ser tan sencillo. Busqué un paquete de salva slip de la misma marca en el estante de la perfumería donde me disponía adquirirlo. En este ni mención a Arbora & Ausonia S.L.U., a Zaragoza, Barcelona, Alicante ni nada de nada: el fabricante y distribuidor es Procter & Gamble, la enorme multinacional que acapara más del 10% del mercado mundial de la higiene íntima femenina cada año.



Una vez en casa me costó menos de diez minutos encontrar información sobre ambas empresas en San Google, para enterarme de que el 50% de la catalana Arbora & Ausonia S.L.U., que pertenecía al grupo Agrolimen, fue vendido en 1989 a Procter & Gamble y que ésta se hizo con el 100% de la empresa en julio de 2012. Esta operación tuvo como consecuencia el traslado de la razón social a Madrid y un ERE con 57 despidos y 52 prejubilaciones.



No soy muy amiga de las multinacionales; prefiero apoyar a empresas más pequeñas, familiares, emprendedores... Esos que luchan por la empresa más allá de las cifras y los balances, esos que son lo suficientemente pequeños para poner cara, nombre y apellidos a sus trabajadores y para valorar individualmente su labor. Sin embargo, si las compresas Ausonia están fabricadas en mi provincia, bien compradas están.



Como no lo tenía muy claro, me puse en contacto con ellos y me topé con la opacidad de la multinacional, que ni explica, ni aclara, ni informa, ni desmiente... 

Estimada Laura,

Le escribimos desde el Servicio de Atención al Consumidor P&G.

Le comentamos que nuestra compañía es internacional y nuestros productos se fabrican en distintos países alrededor del mundo con los mismos estándares de calidad y seguridad en todos nuestros productos.

Atentamente,

Servicio de Atención al Consumidor P&G

Ya imagináis que con este correo, no me quedé satisfecha y volví a la carga. Es lo que yo llamo preguntar qué hora es y que te contesten "manzanas traigo". Yo quería averiguar si alguno de los productos de la marca en concreto se fabrica en España, o si hay algún código que permita al consumidor saber si ese paquete de producto en concreto está fabricado aquí.

Estimada Laura,

Gracias por ponerse en contacto de nuevo con el Servicio de Atención al Consumidor Ausonia.

Le comunicamos que un mismo producto de Ausonia (por ejemplo, Ausonia Normal con alas) puede fabricarse en diferentes lugares ya que no tenemos fábricas únicamente en España, por lo tanto, no podemos confirmarle si un producto de Ausonia vendrá de España o de Alemania ya que dependerá del lote de partida.

Lamentamos no poder confirmarle si un producto es producido exclusivamente en España ya que no disponemos de esa información.

Atentamente,

Servicio de Atención al Consumidor Ausonia 

Parece que Procter & Gamble se empeña en recordarme la razón por la que pensé en comenzar este blog. ¿Tiene sentido utilizar compresas fabricadas en Alemania cuando la misma empresa que las distribuye, tiene una fábrica a menos de 200 km de mi casa? 

Procter & Gamble es el propietario de las marcas Ausonia, Tampax y Evax. Johnson, otra de las grandes multinacionales, lo es de OB y Carefree. La buena noticia es que sí hay marcas 100% españolas. Las iré probando y os iré contando en próximos post. 


martes, 25 de febrero de 2014

Papel de Armenia (Papier d'Armenie)

Curioseando en la tiendecita de Intermón Oxfam he descubierto el Papel de Armenia. Nunca hasta ahora había oído hablar de él. Se vende en unas libretitas que contienen 36 tiras de papel que están impregnadas en resina de benjuí. Libera su peculiar y dulce aroma por combustión, pero también puede utilizarse tal cual para perfumar armarios y cajones. Personalmente el olor que tiene, tanto en un caso como en otro me parece delicioso, pero claro, cada nariz tendrá su opinión.



He estado leyendo un poco sobre este producto, que al parecer fue importado a Europa por Auguste Ponsot desde Armenia a finales del siglo XIX. Se elabora a partir de tintura de benjuí que se impregna en celulosa tratada. En aquella época se le atribuían propiedades medicinales  vinculadas a su alto contenido en ácido benzóico (C7H6O2) y hoy en día se continúa utilizando como antifúngico, descongestionante por inhalación, expectorante, analgésico y antiséptico. No he encontrado una sola referencia a su posible toxicidad, pero si algún químico está leyendo esto y tiene algo que aportar en contra, ruego que lo comparta conmigo y con los demás lectores de este blog antes de que quememos la próxima tira de papel :)

Además, cuenta con la certificación FSC Forest Stewardship Council, que acredita el uso responsable de los recursos forestales necesarios para su elaboración.


Ahora que se especula sobre la potencial toxicidad de los gases producidos durante combustión de velas aromáticas e inciensos, no está de más contar con esta alternativa. 



En la página online del fabricante (que es francés y no voy a ocultar mi francofilia), se puede adquirir por 4,50 euros el juego de dos libretas. Los gastos de envío cuestan desde 6,50 euros, así que no compensan para un pedido tan pequeño. Sin embargo, la variedad de productos que ofrecen es bastante amplia, así que tal vez si uno se anima a hacer un pedido más completo o se realiza un pedido conjunto para varias personas, sí resulte una posibilidad interesante de compra. Yo no he probado ha comprarlo online a Papier d'Armenie directamente, así que agradeceré a quien sí lo haya hecho que comparta aquí su experiencia de compra.

Los precios en España, rondan los 2,95-3,50 euros por libreta, algo más elevado que en la web de Papier d'Armenie.



Me ha parecido especialmente curioso leer el  Estudio crítico sobre el benjuí y ácido benzóico; Discurso presentado para aspirar al grado de doctor. Jesús Manuel Fernández Casadevante (1890). Siempre encuentras cosas interesantes navegando por la red.

Información de interés:

Papier d'Armenie
6, rue Morel - 92120 Montrouge (France)
Telf. 33 (0)1 42 53 22 46
www.papierdarmenie.fr

jueves, 20 de febrero de 2014

Turismo Rural Casa Javier

Hace algún tiempo leí un artículo sobre el restaurante Casa Javier, ubicado en Piedrafita de Bisaurri (Huesca). Conocía el movimiento Slow Food al que está asociado y la existencia de restaurantes Km 0, pero no había probado ninguno en mi Comunidad. Hace unas semanas, estando en el Valle de Benasque de vacaciones, por fin encontramos la ocasión de visitarlo.


La verdad es que nos costó un poquito localizarlo, porque creíamos que estaba en el mismo Bisaurri. Pero preguntando se llega a Roma. Para que no os perdáis como nosotros, podéis visitar antes su web, donde no sólo hay un mapa de situación sino incluso sus coordenadas de localización para que el GPS te lleve sin problema.



El lugar es encantador y entrañable, una casona de pueblo, en mitad de la montaña, con sus muros gruesos y su patio empedrado. Dentro hay dos comedores, decorados de forma muy tradicional, con una enorme chimenea en el más pequeño de los dos. La verdad es que allí uno tiene una sensación tan acogedora e íntima como si unos amigos te hubieran invitado a comer en su casa del pueblo. 


El menú nos pareció delicioso y muy variado. Va cambiando periódicamente para adaptarse a los productos propios de cada estación. Cuatro primeros, cuatro segundos y cuatro postres a elegir, todos elaborados principalmente con productos de temporada y de la zona. Los 20 euros que cuesta el menú incluyen además vino (Itxeia de bodegas Ball'Isábena), agua, pan y café. 

Los canelones de setas que probamos estaban riquísimos, pero yo que soy golosilla me quedé prendada del yogur con mermelada, todo casero, ligero, dulce... ¡buenísimo!

Me hubiera gustado compartir más imágenes con vosotros, pero estaba todo tan rico que se me olvidó hacer fotos antes de comérmelo todo. (Oooooppppsss!!!)



Los dueños son encantadores y tuvimos además la suerte de que nuestro hijo hizo buenas migas con los suyos y salieron a jugar juntos al patio, por lo que tuvimos una sobremesa la mar de amable. Repetiremos seguro.



En su página web, también podéis encontrar información sobre el alojamiento y su tienda de productos locales Sabores de la Ribagorza, de los que no puedo opinar porque -todavía- no los he probado. 

¿Conocéis algún otro restaurante Km. 0 que podáis recomendarme? ¿Habéis estado en Casa Javier, cuál es vuestra opinión sobre él?

Información de interés:

Restaurante Casa Javier
Piedrafita de Bisaurri - Ctra 260, Km 373 - 22470 Huesca
Telf. 974 344 250


Slow Food Aragón
C/ Ramón Pignatelli 36 local
50004 Zaragoza
976 599 711
comunicacion@slowfoodzaragoza.com

martes, 18 de febrero de 2014

J'hayber

Dispuesta como siempre a buscar nuevos productos locales, acudí a la zapatería donde suelo comprar el calzado de mi hijo de siete años, Kickers (aunque creo que ha cambiado su nombre comercial a Powers). Me gusta su buen trato y su atención personalizada. Además allí, suelo encontrar marcas españolas distintas de las multinacionales que están presentes en las grandes distribuidoras.


Esta vez buscaba unas zapatillas de deporte sencillas y cómodas con las que mi hijo tiene que ir al cole tres veces por semana para las clases de educación física. De entre las que tenían elegí unas de la marca J'hayber, de la que confieso que no había oído hablar nunca. Navegando en su web he visto que es una empresa española ubicada en Elche con una larga trayectoria que comenzó en los años 70.



Las zapatillas que elegí son el modelo Wimasi y me gustaron sobre todo por la plantilla de piel interior, su ligereza y flexibilidad. Están fabricadas en piel. Su precio era de 37 euros, aunque en este comercio tienen una tarjeta fidelidad con la que obtienes un 10% de descuento en todas tus compras, así que pagué por ellas 33,30 euros. Creo que el precio es razonable para un producto de estas características.


Lo que más me ha gustado de ellas es que al estar realizadas en piel, la transpiración es muy buena. Lo que menos me ha gustado es lo poco que han durado. Las compré el 3 de diciembre de 2013 y a finales de febrero este es el estado en que se encuentran. 




No puedo achacar el desgaste completamente a la calidad del calzado, puesto que sé que es un problema habitual entre los niños de su edad. Parece que a los siete años no ganas para rodilleras de pantalones ni zapatillas de deporte. Las siguientes que compre, las probaré de otra marca y así podré comparar los resultados...

¿Habéis comprado zapatillas J'hayber? ¿Os han dado buen resultado?

Información de interés

J'HAYBER S.L.
Ctra. Dolores Km, 1800
C.P. Elche (Alicante)
Telf. 96 545 79 12
jhayber@jhayber.com

jueves, 13 de febrero de 2014

Los parabenes y la teoría de la conspiración

Estoy de acuerdo con José María Mulet en que uno de los pecados de la cultura ecológica ha sido vender un pack indivisible que incluye ecología, consumo local, salud y respeto al medio ambiente. Yo abogo por el consumo local y por conductas respetuosas con el medio ambiente y con un importante grado de responsabilidad social. Pero equiparar los términos ecológico=saludable=respetuoso con el medio ambiente... es mucho equiparar. 

Hoy me quedaba ojiplática leyendo un blog llamado viadimension.es. El autor, en un post titulado "Parabenes, veneno diario en tu piel", después de reconocer que es la primera vez que oye hablar de ellos y que la farmacéutica le ha asegurado que no hay estudios científicos que lo avalen, aconseja -en mayúsuculas- que no vuelvas a comprar un cosmético que contenga parabenes porque "si lo dicén... por algo será". ¡Argumento de peso donde los haya! El autor no se corta al afirmar que "el 80% de las enfermedades entran por comprar como autómatas, sin preocuparnos de lo que nos llevamos a casa". Os recomiendo leer el post, no tiene desperdicio ni tres ni revés en sus argumentos y por supuesto, ni una sola cita o link a estudios científicos serios que los respalden.




Si escribes la palabra "paraben", "parabenes" o "parabenos" en google, casi toda la información que encuentras está relacionada con su estigma como químico cancerígeno y potencialmente letal para nuestra salud. La química, en forma de conservantes está presente en la historia del hombre desde sus comienzos, puesto que permite preservar los alimentos de la putrefacción para no tener que obtenerlos (cazarlos, cultivarlos, cocinarlos) a diario. Hay quienes se empeñan en diferenciar entre "conservantes químicos" y "conservantes naturales". Los conservantes naturales podrían ser la sal (su nomenclatura química es NaCl), el vinagre (cuyo poder conservante se deriva de su alto contenido C2H4O2, ácido acético) o el azúcar (cuya fórmula química es C12H22O11). No soy una experta en química ni mucho menos, pero sospecho que todo es química, de una forma o de otra.



También hay una fobia muy extendida hacia todos aquellos componentes expresados como una E seguida de un número y la absurda leyenda urbana de que cuanto mayor es el número que sigue a la letra más venenoso y perjudicial es para la salud. Para desmontar esta teoría dos ejemplos:

- El ácido cítrico (ese que se encuentra en las naranjas y los limones) se engloba dentro del grupo de los antioxidantes que comienzan con el código E300. En concreto es el aditivo E330.
- El código E967 -uno de los números más elevados dentro de los "códigos E"- corresponde al Xilitol, un azúcar natural que proviene de la madera y que está muy valorado por ser anticaries, dietético y saludable.



Hay conservantes en los cosméticos, en los alimentos, en los medicamentos... porque son necesarios. Las fórmulas médicas, precisan conservantes para ser estables. Los alimentos que se comercializan o aquellos que se cocinan en casa y no se van a consumir inmediatamente, necesitan conservantes para no  convertirse en una fuente de gérmenes y microorganismos que podrían afectar gravemente a nuestra salud. Nos encanta comprar un champú con extracto de papaya porque nos evoca el paraíso y la naturaleza, el frescor frutal... pero ¿imaginamos qué grado de descomposición podría tener un extracto frutal después de seis meses metido en un bote sin conservantes? Como dice Ignacio Borrás es preferible utilizar un limpiador con parabenes que con E. Coli. 

Por lo que he podido informarme consultando directamente a químicos, farmacéuticos y navegando por la red, los parabenes son seguros en las dosis que están permitidos. No hay estudios científicos que avalen la teoría de que son carcinógenos ni disruptores hormonales (fuera de ensayos en animales a dosis altísimas que nada tienen que ver con su uso en cosmética). Tampoco son irritantes ni sensibilizantes, a no ser que seas alérgico. El hecho de que exista un reducido número de personas alérgicas a una sustancia, no justifica que deban retirarse si no hay peligro alguno en su uso, como parece ser el caso. Hay mucha gente alérgica a los frutos secos y de momento ningún grupo ecologista ha pedido que se prohíba su consumo. Los parabenes se utilizan desde hace décadas de forma totalmente segura.



El mero hecho de indicar en un producto "Libre de parabenes" hace pensar al consumidor de manera engañosa de que ese producto es mejor y más seguro al no incluir parabenes en su formulación. Opino que eso es manipular al consumidor desinformado, pero ¿la culpa es del consumidor o del fabricante? 

Si retiramos los parabenes, tendremos que añadir de todos modos otros conservantes, que pueden igualmente ponerse bajo la lupa de la seguridad.



Lo que más gracia me ha hecho al leer el artículo de Via Dimensión, es el argumento de que las industrias químicas, parece ser que son intrínsecamente perversas y utilizan el conservante más barato que existe con el único fin de lucrarse con ello aumentando sus beneficios. En mi opinión, el hecho de que el conservante sea económico, repercute también positivamente en el bolsillo del consumidor, sobre todo cuando se trata de artículos de uso cotidiano. Las fábricas de cosméticos no son un "ente" malvado, poderoso y avaro. Sí, son empresas y deben ganar dinero para proseguir con su actividad, pagar sus impuestos y las nóminas de sus empleados, pero eso no les convierte en avariciosos. En ellas trabajan químicos y especialistas en dermofarmacia que son personas, tienen familias y  utilizan champú y gel cada día. Llamadme ingenua, pero no creo que el ser humano sea tan malo.

¡Siempre a vueltas con la teoría de la conspiración, qué aburrimiento! 


martes, 11 de febrero de 2014

Unisa

Es fácil optar por el consumo local cuando hablamos de calzado, porque en España hay una larga tradición y una sólida industria. En Europa, sólo Italia nos supera en producción y exportación y a nivel internacional somos el 9º productor y el 7º exportador mundial. La fabricación se concentra en la Comunidad Valenciana -concretamente en torno a Elda y Elche-, aunque es una industria presente en casi todas las regiones españolas.

Además, la industria zapatera española está dominada principalmente por pequeñas y medianas empresas, razón de más para apostar por el producto nacional en materia de calzado.*

Una de mis firmas favoritas a la hora de elegir calzado para el día a día es UNISA, una empresa creada en los años 70 y radicada en Elda. En su web afirman que sus productos están fabricados mayoritariamente en España con piel procedente de fabricantes españoles, italianos e indios. En las cajas de zapatos que yo tengo indica Made in Spain.

He contactado con UNISA para conocer más de cerca sus principios en materia medio ambiental y de responsabilidad social. Muy amablemente me han contestado y me han hecho llegar una información que comparto con vosotros:


<<Unisa es una empresa comprometida con el medioambiente, reciclamos cartón y plástico. Además se está trabajando para que en un futuro cercano podamos reutilizar nosotros nuestro propio papel y cartón.
Ya que a día de hoy las cajas, el papel y las tarjetas de los empleados están hechas de cartón reciclado.
Unisa está en contra de la explotación infantil, talleres ilegales y todo tipo de fabricación fraudulenta y oscura que existe en el mundo del calzado y textil. A pesar de trabajar en España y tener centrada la fabricación aquí no es difícil encontrar situaciones comprometidas en algunas fábricas españolas de las que nuestra empresa prefiere no saber nada.
Trabajamos solo con piel autentica cien por cien, pero jamás utilizamos pieles de animales protegidos. Es por eso que los acabados salvajes son impresiones sobre piles de vacuno que imitan serpiente o cocodrilo. Pasa lo mismo con el pelo y los demás grabados.
En definitiva como empresa familiar cuidamos de nuestros empleados y clientes, ofreciendo un zapato de calidad a los clientes y un trabajo de calidad a nuestros empleados.>>


Me gustan estos zapatos por su diseño, generalmente muy sencillo, funcional y elegante, por la comodidad de sus suelas y plataformas flexibles, que te permiten llevar tacones altísimos todo el día con la mayor comodidad. Además son super resistentes así que, aunque su precio no es "low cost" sí los considero una buena inversión.


Algunos de los pares que tengo los compré hace cuatro temporadas y están en perfecto uso. Y eso que he trotado con ellos a diario. No recuerdo una sola rozadura de ninguno de ellos.


Antes de apostar por UNISA para el día a día de mis pies, solía comprar zapatos GEOX. Trabajo muchas horas de pie pero dentro del mundo de la moda, así que busco calzado bonito pero a la vez muy muy cómodo. 

Como me han explicado desde UNISA su filosofía en cuestión de diseño y comodidad es la siguiente: 


<<Un maridaje entre tecnología y moda. 
La principal apuesta de Unisa es la comodidad. Cuenta con unos laboratorios centrales encargados de experimentar sin descanso con modelos mas adaptados, mas ligeros, teniendo como objetivo fabricar un zapato altamente funcional, pero de tendencia… 
Unisa diseña y piensa en una mujer profesional, moderna, que cuida su apariencia, pero que necesita un calzado que aguante su día a día. 
Un zapato para cruzar el asfalto, entrar en una reunión, subir y bajar del metro, ir al parque con los niños y acabar el día en una fiesta o en una cita romántica. 
Uno de los materiales destacados en los pisos de Unisa es el TPU, rescatado de las suelas deportivas de calidad. 
Sus ventajas aplicadas al calzado femenino son innumerables: 
Es antideslizante, ideal para la lluvia, ligero, resistente, y evita la transmisión de electricidad estática. 
La flexibilidad es extrema, ello nos da la capacidad de adaptarlos al pie como una segunda piel. >>



El precio del calzado GEOX es similar o incluso superior al de UNISA y sin embargo las últimas compras me dieron un pésimo resultado. A unos zapatos tuve que reemplazarles las tapas de los tacones después de la primera temporada, a unos botines se les rompió el cordón a las pocas semanas, unas bailarinas perdían los abalorios de strass que las adornaban (reclamé la incidencia y me las cambiaron, pero las de sustitución los perdieron también) y otros a penas me los pongo porque me resultan insufribles. En resumen, que el confort y la calidad no están a la altura del precio. Para mi, después de estas experiencias, GEOX cayó en desgracia.



Si antes me gustaba UNISA, ahora me enamora.

¿Cuál es vuestra firma de calzado preferida? ¿Cuál es vuestra experiencia con UNISA?

Información de interés:

UNISA EUROPA S.A.
Polígono Xinorlet XB56 Xinorlet
Monovar 03649
Alicante, España
Teléfono 0034 966 989 500
info@unisa-europa.com



Asociación Valenciana de Empesas de Calzado (AVECAL). En su web podéis aparece un listado de sus asociados, donde podéis conocer muchos más fabricantes alicantinos de calzado. 

* Podéis encontrar información sobre la industria del calzado en España en estudios publicados por José Antonio Miranda Encarnación, Universidad de Elche.

jueves, 6 de febrero de 2014

La importancia de consumir local

Cada día camino por las calles de mi ciudad, de casa al cole, del cole al trabajo.. Por el camino encuentro locales cerrados, en venta, en alquiler, en liquidación, escaparates sucios, hojas acumuladas en portales que ya nadie barre. Me resulta fácil sentir empatía por las personas que un día levantaron las persianas de esos negocios ahora cerrados. Pequeños empresarios -ahora emprendedores, puro marketing lingüístico- que invirtieron unos ahorros, pidieron un préstamo, capitalizaron el desempleo... con el fin de autoemplearse y la crisis se los llevó por delante. Yo misma me lancé a esa aventura de crear mi propio negocio cuando la empresa en la que trabajaba desde hacía once años se fue a pique.



Así que no puedo dejar de escribir un post sobre las razones que me llevan a considerar el consumo local como algo necesario en nuestra sociedad y nuestra economía. 




- La reducción de los costes de transporte implica poder reducir los precios de los productos.

- El menor transporte supone a su vez, menor contaminación directa e indirecta, puesto que los productos no tienen la necesidad de ser sobre empaquetados para protegerlos de largos viajes. 

- Los productos frescos son de mayor calidad, puesto que el canal huerto-casa es mucho más directo y transcurre menor tiempo entre la recolección y el consumo. Los productos frescos y de temporada son más económicos y más saludables.

- La trazabilidad de los productos es mucho más sencilla, puesto que no hay tantos intemediarios ni aduanas entre el productor y el consumidor final.

- Ayuda a la creación y al mantenimiento del empleo en tu zona. Además ese empleo está vinculado a pymes y por lo tanto no está sometido a la especulación y los criterios meramente economicistas de las grandes multinacionales.



Si además de consumir productos de elaboración local, procuramos adquirirlos mayoritariamente en pequeños establecimientos, tiendas de barrio, la frutería de la esquina... ayudaremos a que nuestras ciudades tengan una red socio-económica bien tejida, a que haya vida en nuestro barrio, a no ver locales y locales vacíos...



No es mi intención hacer una "campaña contra" si no una "campaña a favor". Intento hacer lo que creo que es más consecuente con mis principios, no hacer la guerra a las multinacionales. Posiblemente una guerra difícil de ganar. Pero si pudiéramos equilibrar un poquito la balanza, no estaría mal.



martes, 4 de febrero de 2014

Natysal S.A., al Eco Infierno

También en el capítulo de cosmética me esfuerzo en buscar productos de fabricación española. Encontré una línea que me llamó la atención del laboratorio Natysal S.A., ubicado en Madrid, y me lancé a probar una crema hidratante facial y una hidratante corporal.



Teniendo los productos en casa, entré en la web de Natysal. Flores, campos de trigo, niños alegres corriendo por prados verdes... Desde el primer vistazo la empresa parece comprometida con el medio ambiente. De hecho, los productos los compré en una herboristería de mi confianza. En el apartado "Quienes somos" se presentan así:

<<Natysal es una de las compañías farmacéuticas pioneras en España en la investigación, el desarrollo, la fabricación y comercialización de productos a base de: especialidades farmacéuticas publicitarias (EFP), plantas medicinales, complementos alimenticios, suplementos nutricionales y dietéticos, y dermatología fito-farmacéutica.


Desde la fundación de los Laboratorios Natysal en el año 1980, hemos estado comprometidos con el bienestar y la salud, obteniendo así la máxima calidad, seguridad y eficacia de todos nuestros productos, cumpliendo con las exigentes normativas G.M.P. (buenas prácticas de fabricación) y G.L.P. (buenas prácticas de laboratorio), disponiendo de las últimas tecnologías, y del equipo técnico necesario para adaptarse a cualquier necesidad de nuestros clientes.>>



Con estos antecedentes estaba yo muy contenta... hasta que seguí indagando en las pestañas de su web y encontré entre sus complementos alimenticios un preparado de aceite de hígado de tiburón, que presentan con la siguiente información:


<<Aceite de Hígado de Tiburón Noruego de aguas profundas 100% puro.>>

Oooopsss!!! ¿Qué es y para qué sirve el aceite de hígado de tiburón? ¡A investigar!

Imagen tomada de www.natysal.com

Lo primero que encontré fue -of course- una reseña en Wikipedia que no sólo no me tranquilizó respecto a la falta de ética de utilizar este producto para la elaboración de cosméticos y suplementos vitamínicos sino que además me alarmó sobre las posibles consecuencias negativas en la salud humana:

<<El aceite de hígado de tiburón es obtenido en océanos profundos y fríos para servir de alimento. Este aceite ha sido utilizado por pescadores durante siglos como remedio tradicional para la salud general. Se le atribuyen propiedades curativas en el caso de heridas, inflamación, irritaciones, tanto de las vías respiratorias como del tracto digestivo. (...) La mayoría de los suplementos elaborados con aceite de hígado de tiburón no han sido probados a fin de encontrar sus interacciones con alimentos, medicinas, hierbas y otros suplementos. Aun cuando se hayan reportado efectos nocivos e interacciones, no se tienen estudios completos de éstos. (...) Se ha reportado la aparición de molestias digestivas tales como náuseas, malestar estomacal y diarrea. Algunos estudios en animales han dado a conocer que los componentes del aceite de hígado de tiburón pueden elevar los niveles de colesterol en sangre. Un estudio japonés encontró contaminación por bifeniles policloriandos y éteres de difenil polibrominado, el primero de los cuales puede tener efectos perjudiciales en humanos y un incremento del riesgo de contraer determinados tipos de cáncer.>>

Creo que la expresión "utilizado durante siglos (...) como remedio tradicional para la salud general" me alarma más que todo lo demás. Me suena al clásico y anti-evolutivo "siempre se ha hecho así". Y eso de "la salud en general"... ni la purga de Benito puede curarlo todo. 

Sigo navegando por la red y voy a parar en www.oceana.org, en la que encuentro la siguiente información:

<<El aceite de escualeno se puede obtener del hígado de los tiburones, donde se encuentra en grandes cantidades. Los tiburones de aguas profundas (los que viven en profundidades oceánicas de 300 a 1.500 metros) disponen de reservas especialmente grandes de escualeno, ya que sus hígados pueden suponer hasta un tercio del peso total del animal. La sobrepesca de estos animales ha contribuido a que se produzcan unos declives drásticos de la población de determinadas especies (...). El escualeno procedente de los tiburones tiene un sustituto disponible en el mercado que procede totalmente de origen vegetal. El escualeno se puede obtener a partir de las aeitunas, que tiene las mismas cualidades que el escualeno de origen animal y es más económico.>>

Llegada a este punto, decido consultar directamente con Laboratorios Natysal. Les escribo a través del formulario de su página web. Como pasados tres días no recibo respuesta alguna, decido insistir a través de su correo electrónico. Tampoco he obtenido respuesta.

En mi consulta les preguntaba sobre su postura respecto a la utilización del escualeno procedente de animales para usos cosméticos existiendo alternativa vegetal. Entiendo que les debió parecer capciosa (y lo era), puesto que:

- Si responden que el escualeno utilizado es de procedencia vegetal y no animal, aceptan que están realizando una publicidad engañosa.
- Si responden que el escualeno utilizado procede de tiburones de aguas profundas, existe una barrera ética difícil de justificar de cara a un cliente preocupado por la ecología.

Debo decir que los productos que compré me han encantado, pero que no volveré a comprar productos de Laboratorios Natysal en tanto no desaparezca esta referencia de su catálogo y en tanto no contesten a mi consulta. Nada aborrece más un cliente que ser ninguneado: lo sé como cliente y como comerciante.

Información de interés:

Natysal S.A.
C/ Molino 2 28880 Meco (Madrid)
info@natysal.com
918 876 055
www.natysal.com