viernes, 3 de enero de 2014

Esta soy yo y este es mi blog

Me llamo Laura y se me ha ocurrido la poco original idea de tener un blog personal. 



Desde hace cuatro años, publico junto con mi hermana el blog corporativo de nuestra empresa, así que era cuestión de tiempo que, conociendo ya los entresijos de Blogger y del cibermundo que se cuece al otro lado del teclado y del monitor, surgiera en mi esta inquietud.

Desde niña fui educada en la ecología por un padre que hacía a sus hijos recoger los papeles que otros montañeros y turistas tiraban en las sendas del Pirineo. Gracias papá. 

Poco a poco tomé conciencia de la necesidad de incluir el respeto al medio ambiente en los hábitos de consumo de una urbanita como yo. Por otro lado, mi querido Manuel, ingeniero pragmático y amante de la ciencia, me ayuda a ver también el otro lado de la vida verde: no por ser ecológico es necesariamente mejor. 

Fue así como un paquete de judías verdes de origen marroquí golpeó mi conciencia un día de verano en plena crisis económica mundial -cual Isaac Newton por la manzana-. ¿Qué sentido tienen comer judías verdes importadas desde África cuando las cultivan tan ricas en los huertos de Aragón? ¿Qué beneficios tendría para mi salud, para el medio ambiente y para la economía de mi entorno apostar por el consumo de productos locales y de temporada?

Comencé a leer concienzudamente las etiquetas de todo lo que compraba, a investigar las razones sociales de los fabricantes para conocer su ubicación, procedencia y código ético, a hacer listados para saber qué leche y que pantalones comprar... Después de meses dándole vueltas y de volver loco a mi marido con la lista de la compra, decidí que podría estar bien compartir el resultado de mis indagaciones. Cada consumidor tiene en su mano el poder de elegir. La diferencia entre la opción contaminante y la respetuosa suele estar en la información de la que dispone el consumidor. Así es como ha nacido Miss Eco Urbanita.

¡Bienvenidos!